Bioética

INTRODUCCIÓN.[1]

Les invito a encontrarnos aquí para conocer poco a poco más acerca de la Bioética. Ya que además de los médicos y los enfermeros, todas las personas debemos tener una suficiente formación en este saber. ¿Por qué? Sencillamente porque directa o indirectamente todos nos vinculamos con los temas de la salud. El estar sanos y llevar una vida relativamente feliz es una tarea compartida pero indelegable. Así que empecemos. Trataré que las cuestiones introductorias no sean aburridas, sino que en el tiempo que se toma un buen café podemos adquirir o repasar las nociones básicas.

Bioética es una expresión aparecida en el mundo anglosajón en la década de los setenta, hoy aceptada mundialmente. Van Rensselaer Potter, un desconocido bioquímico de Dakota, especialista en cuestiones oncológicas, inventó dicho término. Es un vocablo derivado del griego que hace referencia a la vida y a la ética. La propone como una nueva sabiduría que una ciencia médica con valores humanos. En poco tiempo se establece como una reflexión ética acerca de las cuestiones vinculadas con la vida y la salud. De tal manera que podemos definirla como el estudio sistemático de la conducta humana en el campo de la vida y del cuidado de la salud, en cuanto ella es examinada a la luz de los valores y principios morales.

Profundicemos lo dicho, tratando de ser lo más claro posibles: La bioética es una reflexión ante todo ética. Asume la antigua ética médica, la ética de la enfermería, la deontología médica, las demandas populares sobre la salud, así como los brillantes escritos acerca de la dignidad humana. A todo esto se le incorporan temas nuevos y una visión renovada.

Veamos algunos de los temas que trata la bioética: La historia de la salud; los problemas referentes al inicio de la vida; la investigación biomédica; la relación médico paciente y enfermero paciente; la salud como derecho social; la prevención de las enfermedades; el uso de drogas; la ancianidad; la muerte digna; la ingeniería genética en el campo animal, vegetal y humano; el conocimiento y mejoramiento de las unidades sanitarias; las diversas formas de curaciones; etc.

Esta rama del saber se construye desde el aporte de diversas ciencias: medicina, biología, ética filosófica, derecho, el aporte teológico de diversas religiones, la literatura y el periodismo, etc. Ya que la bioética trata de iluminar las cuestiones vinculadas a la vida y la salud desde todas sus dimensiones.

La bioética encauza la indignación producida por los atropellos cometidos sobre las personas en torno a la investigación médica. Entre estos temas señalemos: 1) Los abusos en la investigación. Son conocidos los ejercidos por el médico y antropólogo Josef Menguele, el alemán nazi que durante la 2º Guerra Mundial llevó a cabo aberrantes experimentos humanos. Su nombre es el más conocido, pero hubo varios médicos alemanes que actuaron de un modo similar en esa época. Asimismo, varios médicos japoneses practicaron crímenes con prisioneros chinos. Entre ellos el tristemente célebre Escuadrón japonés 731 (1935-1945) ubicado en China. Sus faltas se cuentan por miles. Entre ellas, sabemos que el Dr. Ken Yuasa practicaba vivisecciones con seres humanos, es decir, diseccionaba personas estando vivas. Lo más inconcebible es que el Dr. Yuasa volvió al ejercicio de su profesión en 1956. Nada de estos escalofriantes hechos fueron mencionado en Japón mientras vivió el emperador Hirohito. Pero los abusos en la investigación no concluyeron con el fin de la Segunda guerra mundial. Hay miles de hechos posteriores. Por cuestión de espacio, solo agrego uno, en EE. UU. en 1956, en una escuela estatal para niños con retraso mental, se infectó a más de 700 chicos con virus de hepatitis, para estudiar dicha enfermedad. Todo esto se realizó con engaños. 2) Uso ideológico de la medicina. Verbigracia, utilizada a favor del racismo durante la guerra de la secesión en EE. UU. Un médico esclavista señaló que los hombres negros padecían la enfermedad de “querer ser libres” y que esta enfermedad era contagiosa. Por todo ello, la Bioética quiere ser un freno ético ante todo tipo de manipulación e instrumentalización. Ya que la ciencia médica sin ética termina siendo vana, ineficaz o lo peor de todo, peligrosa y criminal.

Las personas queremos vivir y estar sanas. Este es un legítimo derecho de todo ser humano. Les dejo unas preguntas para la necesaria reflexión: ¿Cuido mi salud? ¿Cuido la salud de los otros? ¿En esta área cuáles son mis miedos? ¿Cómo hacer para que la población viva más sana?

Cf. ENGELHARDT, H. T. “The Foundations of Bioethics: the Attempt to Legitimate Biomedical Decisions and Health Care Policy”, en RMM 92 (1987) 387-399; GAFO, J. “Presente y futuro de la bioética”, en LH 18 (1986) 167-173; VIDAL, M. “La medicina en las nuevas dimensiones éticas”, en LH 16 (1984) 169-172; ELIZARI BASTERRA, F. J. Bioética. Madrid. Paulinas. 1991. 14-26.
Cf. VAN RENSSELAER POTTER, J. Bioethics: Bridge to the Future. New Jersey. Prentiee Hall. Englewood Cliffs. 1971.